Twitter Facebook Google Buzz

" />

Valle del Guadalhorce

Entre las montañas que acompañan al valle del río más importante de la provincia, se encuentran los pueblos de Alhaurín el Grande, Alhaurín de la Torre, Almogía, Álora, Cártama, Coín, Pizarra y Valle de Abdalajís, constituyendo la Comarca del Guadalhorce, enclavada al oeste de Málaga capital, situada en un punto privilegiado por su proximidad a ésta, a la Costa del Sol, al aeropuerto, al Parque Natural Sierra de las Nieves, al desfiladero de los Gaitanes y al conjunto de embalses del Chorro, así como a los Montes de Málaga. Y disfrutando de un microclima sin temperaturas extremas, que hacen de la comarca un lugar idóneo para realizar actividades turísticas de tipo cultural, gastronómico y deportivo.

Ubicada al oeste de Málaga capital, la comarca del Valle del Gualdalhorce se caracteriza por su diversidad paisajística, donde se unen los olivos con los almendros sobre un relieve singular que alterna las zonas más llanas con el verde de los trigales. Un valle que es al mismo tiempo camino y corredor fértil de huertas y gentes, y anfiteatro de sierras que aportan sus aguas, su cobijo y su paisaje.

Huertas salpicadas de casas de labranza y caseríos, huertas que cubren el fondo del valle y trepan en canales por cabeceros y pequeñas colinas. Huertas de un paisaje vivo que se está transformando.

El río Guadalhorce como paraje natural con gran valor ecológico nos ofrece, además de preciosos paisajes y diversidad de avifauna, un patrimonio arquitectónico inigualable a lo largo de todo su recorrido por el valle. Estas características han permitido el desarrollo de un pujante turismo rural en su entorno, que va desde los cortijos diseminados hasta la variedad oferta de la zona de El Chorro y los pueblos de Álora y Pizarra.

Uno de los lugares más espectaculares del río se halla en el Desfiladero de los Gaitanes o Garganta del Chorro, con 3 Km. de longitud y hasta 400 metros de altura, por donde discurren unidos los ríos Turón, Guadalete y Guadalhorce.

El clima y la riqueza de la tierra han hecho del Valle del Guadalhorce un lugar idóneo para vivir. Vestigios de todas las culturas que habitaron estas tierras desde el Neolítico hasta nuestros días se reparten por toda la comarca.

Un crisol donde se funden las culturas romana, árabe, judía y castellana, de donde surgen las actuales costumbres y tradiciones. Culturas que, además, dejaron una evidente huella en la arquitectura tradicional de la zona, reflejo también de la estrecha relación del hombre con el agua y la tierra a través de construcciones como los molinos, las acequias o los cascareros.

El Valle del Guadalhorce está viviendo una importante expansión en la actualidad con dos núcleos conectados por la carretera Málaga-Campillos. El primero más unido a la Costa del Sol y a la capital reúne Alhaurín de la Torre, Alhaurín el Grande, Cártama y Coín.

Durante el recorrido del Guadalhorce, la comarca ofrece una importante variedad de paisajes y entornos completados también con una interesante ruta gastronómica y ambiente rural del que se puede disfrutar en los numerosos hoteles y restaurantes que existen en las tierras bañadas por el río. Sus pueblos presentan importantes restos, museos, edificios nobles y casas típicas que se rodean de cortijos y huertas o de nuevas zonas de expansión comercial a un paso de Málaga y la Costa del Sol.

Rutas en la comarca Valle del Guadalhorce

MAPA DEL SITIO

Diseno web Malaga Descuentos turismo rural