Twitter Facebook Google Buzz

Ojén

Sierra de las Nieves

Ojén

Ojén es un pueblo embriagador en todos sus sentidos: el aroma a jazmín y dama de noche que llena las calles de esencia andalusí; las primeras figuras de flamenco que acuden sin falta a su Festival de Verano; y, como no, su agurdiente

Situada entre las sierras Blanca y Alpujarra encontramos la localidad de Ojén, un pueblo que conserva todo el aroma rural andaluz unido a su orígen áraba que se demuestra a través de sus calles estrechas y sus casas de forma cúbica.

El núcleo urbano de Ojén está ubicado a 355 metros sobre el nivel del mar, muy cerquita de la Costa del Sol, a tan sólo nueve kilómetros de Marbella.

La historia de Ojén comienza en el Paleolítico Medio pues existen restos que certifican que estas tierras estaban pobladas por nómadas, aunque no sería hasta el Neolítico cuando se asentó de forma definitiva el hombre en este municipio.

Su nombre denota el pasado árabe, siendo el primer rastro claro de la historia de Ojén contada en una crónica que narra la batalla iniciada por Abderramán III para someter a los mozárabes y los muladíes malagueños, dicha batalla se libró junto a las murallas del Castillo de Ojén.

Cuando llegan los cristianos, Ojén se constituye como Concejo. Los reyes establecen que ningún musulmán pueda residir en las costas, por lo que los residentes en Marbella se retiran a Ojén.

De su patrimonio histórico Ojén conserva la Iglesia de Ntra. Sra. de la Encarnación, mezquita en la época árabe, fue reconstruida en el año 1505 como iglesia por orden del Arzobispo de Sevilla. El Museo del Vino antigua destilería de aguardiente que tanta fama dio al pueblo a finales del siglo XIX y principios del XX. Y finalmente, destacar, las ruinas del Castillo de Fernando Solís, situadas en una atalaya, justo sobre la carretera de acceso al pueblo.

Datos de InterésUpDown

Mapa de Ojén

Número de habitantes: 2200

Extensión del municipio: 86 km2

Web: www.webojen.org

Email: ojen@vnet.es

Teléfono: 952881003

HistoriaUpDown

Joxán, áspero y duro, Hoxen, Oxen y finalmente Ojén, son las transformaciones nominales que ha sufrido la villa, y que denotan su fundación árabe, si bien sus orígenes no se precisan.

En el archivo municipal constan datos concretos a partir del año 1500. En esta fecha Ojén tenía ciento cuatro vecinos, cien moriscos y cuatro cristianos. Labraban las tierras que llegaban hasta el Mediterráneo, produciendo zaína para el pan, lino, cáñamo y seda. Dominaba el poblado un castillo y abajo se encontraba la iglesia, antes mezquita.

Descontentos por los impuestos que anualmente habían de satisfacer, se sublevaron impulsados por el levantamiento de los moriscos de lstán, el 31 de diciembre de 1568. Incendiaron el pueblo, destruyeron la iglesia y el castillo y huyeron. De los cuatro cristianos se sabe que los dos hermanos Ortega fueron muertos.

Ojén quedó totalmente desolado, hasta que la llegada de Don Fernando de Solís, unos años después, que reconstruyó el castillo del que había tomado posesión, restauró la iglesia y dispuso la repoblación, aprobándose, en 1600, el Consejo de Población. Fueron enviados veinticuatro vecinos de los que veintiuno eran de Roda, uno de Sevilla, uno de Madrid y uno de Ceuta; entre ellos venían un sacerdote y un sacristán. A cada uno se le daba casa y suerte: reparto proporcional entre los ciudadanos, de las tierras que componían el término. Se les autorizó a cortar madera de madroño para la construcción de viviendas. A cambio tenían que dar un impuesto en especies.

Se conservan en el términos, las ruinas de dos fortalezas, el castillo de Solís, en la parte más elevada del pueblo y Los Castillejos, lindante con el término de Mijas.

En 1807 Ojén fue declarada Villa por Carlos IV, según consta en la Carta Puebla.

Ojén
  • Ojén
  • Ojén
  • Ojén
  • Ojén
  • Ojén

Alojamientos rurales recomendados en Ojén

Lugares de interés de OjénUpDown

Fuente de los Chorros

Construida en 1905, en el emplazamiento de otra datada a inicios del siglo XIX. Antiguamente era el abastecimiento de agua para la gente del pueblo. Hoy día, su sonido sigue llenando la plaza de alegría.

Iglesia de Ntra. Sra. de la Encarnación

Ubicada sobre una antigua mezquita, data de 1505 con posteriores reconstrucciones.

GastronomíaUpDown

La gastronomía de Ojén se basa en productos de las propias huertas que rodean el pueblo y en la caza. Cabe destacar el uso del hinojo, planta de invierno que nace con las primeras lluvias, de sabor anisado, y con la que hacemos el arroz con hinojos y el bolo de hinojos. La sopa hervida, las tortillas de bacalao, el ajoblanco, etc. también harán las delicias de cualquier comensal.

NaturalezaUp

Las tierras del término municipal se extienden desde Sierra Blanca a Sierra Alpujata y bajan por los valles de los ríos Real y Ojén hasta los municipios de Marbella y Mijas. De este modo, aunque no tenga salida al mar, se sitúa de lleno en la comarca de la Costa del Sol occidental. Sierra Blanca se asoma a Ojén desde el Cerro Nicolás (1.100 m.) hasta el pico de Tajo Negro (1.060 m.) en torrenteras y fuertes pendientes. La nueva carretera del arco Vélez-Marbella, al atravesar la zona, permite contemplar esta panorámica en toda su espectacularidad. Detrás de estas laderas se esconde el valle del Juanar, que desde los Llanos de Pulas sube hasta el parador del mismo nombre a través de parajes de gran belleza, para descubrir más adelante la costa por el mirador del llamado "puerto de Marbella". Hacia el este del municipio, las lomas de Sierra Alpujata y las que suben hasta el límite con Marbella forman el valle del río Ojén, cubierto en gran medida por pinares y zonas de densos matorrales.

Mirando a la costa por el valle de río Real se encuentra el pueblo, que es sin duda uno de los más bellos paisajes urbanos de la provincia de Málaga. Rodeado de huertas abancaladas, que bajan hasta el valle en escalones de cuevas y cavernas de las estribaciones de la Sierra, Ojén es una estampa sorprendente cuando se llega a él por la vieja carretera que sube desde Marbella.

MAPA DEL SITIO

Diseno web Malaga Descuentos turismo rural