Twitter Facebook Google Buzz

Valle de Abdalajís

Valle del Guadalhorce

Valle de Abdalajís

La especial orografía del territorio sobre el que se asienta esta localidad del Valle del Guadalhorce ha permitido que se convierta en un lugar idóneo para la práctica de numerosos deportes de riesgo como el parapente o la escalada

El municipio del Valle de Abdalajís, está ubicado en el borde sur de la comarca de Antequera, encontrándose a una altitud de 340 metros sobre el nivel del mar, y a unos 50 Km de la ciudad de Málaga. Se trata de un punto estratégico entre las sierras del Guadalhorce y las tierras de Antequera.

La situación de esta localidad le convierten en un paso importantísimo a lo largo de la historia. Una historia que aunque tuvo antecedentes muy remotos, como lo demuestran los numerosos vestigios encontrados en la zona, tiene sus primeras páginas notables en la época íbera.

El hecho de que Valle de Abdalajís fuese paso imprescindible entre el Guadalhorce y las tierras de Antequera le ha proporcionado una riqueza arqueológica extraordinaria, así lo evidencian los múltiples yacimiento y restos arqueológicos encontrados en su término municipal, tanto de la época prehistórica como de la romana.

El nombre actual del pueblo, parece ser que viene de Abd-el-Aziz, hijo de Muza, lo que situaría su origen árabe en los primeros años de la presencia de este pueblo en la península, no existiendo datos sobre el municipio en esta época.

La comarca del Valle de Abdalajís queda bajo la dominación musulmana durante 699 años. Durante tan dilatado periodo de tiempo, sobre las ruinas de Nescania, no existió población alguna. Los habitantes de la comarca del Valle de Abdalajís y de su Sierra, vivían diseminados en huertas y cortijos, sin la existencia de un núcleo de población urbana como tal. Des esta época, únicamente quedan restos del que fue el Castillo de Hinz-Almara (Castillo de la Mujer ) construido sobre los restos de un poblado ibérico y que formaba parte del cinturón defensivo de Antequera.

De su patrimonio histórico y cultural se conserva el trazado árabe de la urbe en la parte más alta del pueblo. La antigua Posada del siglo XVI es considerada una de las primeras casas que conformaron el núcleo urbano original.

Entre sus fiestas, Valle de Abdalajís guarda una especial devoción por su Semana Santa. En ella se procesionan los pasos de María Santísima de los Dolores y la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno. También sobresale la Feria de Agosto que se realiza en honor de San Lorenzo, patrón de la localidad.

Datos de InterésUpDown

Mapa de Valle de Abdalajís

Número de habitantes: 3090

Extensión del municipio: 21 km2

Web: www.valledeabdalajis.com

Email: turismo@valledeabdalajis.com

Teléfono: 952489100

HistoriaUpDown

Sobre la comarca del Valle de Abdalajís dejaron su huella los pueblos indígenas primitivos ibéricos y después los celtas, helenos, púnicos y romanos.

Del siglo I d. de J.C. conocemos la existencia de una población indígena con el topónimo de Nescania o Neskania, que adquirió el rango de municipio romano. Perteneció en lo administrativo a la provincia Bética y al convento jurídico cordovense o gaditano, según opiniones. En el siglo IV, fue asolado por los vándalos y no se reedificó jamás, produciéndose un despoblamiento en la zona hasta la llegada de los árabes.

Con los musulmanes, estos lugares fueron conocidos con el nombre de Wadi-Nexcania, pero sin ninguna forma de asentamiento. Más adelante surge una fortaleza enclavada en la actual Sierra del Castillo, que se denominará Hisn Al Mara. Por último, próximo el fin del poderío musulmán, se dará a la comarca el nombre de Abd-El-Aziz.

El vocablo Abd-El-Aziz obedece a un epónimo árabe que proviene del caudillo Abdelaziz, hijo del conquistador Muza, que casó con Egilona, viuda de D.Rodrigo, y que residió algún tiempo en estas tierras, pero en esta época no hubo ningún poblado. Antes de fundarse el pueblo y adquirir la denominación actual, fueron usados diversos nombre para designar este territorio, Sierra de Audalaxis, Partido de Audalaxis o Cortixos de Audalaxis.

La primera agrupación de casas edificadas entre 1530 y 1559 se conocía como Caserío del Arcediano. A partir de 1559 empezó a denominarse Villa del Valle de Abdalajís. La comarca fue sufragánea de la ciudad de Antequera e incluida en su término, hasta esta fecha en que se constituyó como un municipio autónomo e independiente, sujeto a la jurisdicción de un señorío otorgado por Felipe V a la familia Padilla-Eslava. Este régimen señorial tuvo fin en 1812, cuando las Cortes de Cádiz abolieron los señoríos convirtiéndose el municipio en constitucional.

Valle de Abdalajís
  • Valle de Abdalajís
  • Valle de Abdalajís
  • Valle de Abdalajís
  • Valle de Abdalajís
  • Valle de Abdalajís

Alojamientos rurales recomendados en Valle de Abdalajís

Agenda de fiestas de Valle de Abdalajís

Lugares de interés de Valle de AbdalajísUpDown

Ermita del Santo Cristo de la Sierra

Situada en la ladera de El Picacho, es un punto desde donde se puede disfrutar de unas excepcionales vistas.

Iglesia de San Lorenzo

Interesante iglesia terminada en 1559 pero que fue reformada en el siglo XVIII. Perteneciente al Palacio del Conde de los Corbos, fundadores de la villa de Abdalajís; consta actualmente de tres naves.

Palacio de los Condes de los Corbos

Este palacio se construyó en el siglo XVI, y actualmente se encuentra en buen estado de conservación.

GastronomíaUpDown

En todos los pueblos que conforman la comarca, la gastronomía viene determinada por los productos que se cosechan sobre el terreno y en los que predominan el aceite de oliva y la harina.

Los platos más frecuentes son la porra, el pimentón, la variedad llamada "gazpacho caliente", las migas, las gachas y la olla. También hay que destacar el granizado de almendra, genuino de este pueblo.

NaturalezaUp

El término municipal del Valle de Abdalajís está situado en el borde sur de la comarca de Antequera, rodeado casi en su totalidad por las tierras de este último municipio y abierto por un estrecho corredor al Valle del Guadalhorce. En el entorno tiene gran protagonismo la sierra que recibe su nombre y que actúa como impresionante telón de fondo calizo de las casas blancas que se extienden a sus pies. En la vertiente opuesta, el paisaje está formado por un relieve mucho más suave de lomas y ondulaciones cubiertas de olivares y campos de cereal. Y entre lomas y sierra se abre paso el arroyo de las Piedras, entre huertas que avisan de la cercanía del Valle del Guadalhorce. Uno de los mejores lugares para disfrutar de estas panorámicas es el mirador del Gangarro.

La sierra ofrece otro recurso natural muy apreciado en la localidad: el agua. El municipio que también se le conoce con el sobrenombre de "paraíso de manantiales", ofrece algunas fuentes que corroboran la pertinencia de este apodo.

MAPA DEL SITIO

Diseno web Malaga Descuentos turismo rural