Twitter Facebook Google Buzz

Vélez Málaga

Axarquía

Vélez Málaga

Vélez-Málaga es el municipio más importante de la comarca de la Axarquía y, por ello, a su núcleo poblacional más importante, Vélez, se le considera como capital de la Axarquía.

Vélez-Málaga es el municipio más importante de la comarca de la Axarquía y, por ello, a su núcleo poblacional más importante, Vélez, se le considera como capital de la Axarquía. La extensión de sus territorios le permite disfrutar de una variedad de escenarios casi ilimitados, desde los más de veinte kilómetros de playa de los que dispone, pasando por los cultivos de frutales, hortalizas, o productos subtropicales. Todos ellos crecen gracias al microclima creado por las sierras del Parque Natural de Tejada.

Vélez-Málaga es el municipio mayor de la parte oriental de la Costa del Sol, con cerca de 70.000 habitantes, más de 150 kilómetros cuadrados de territorio y casi 25 kilómetros de costa. Su población reside entre los núcleos diseminados de Almayate, Cajiz, Valle-Niza, Benajarafe, Chilches, Lagos, Mezquitilla, Trapiche y Triana, aunque sus núcleos principales son Vélez-Málaga, Torre del Mar y Caleta de Vélez.

Datos de InterésUpDown

Mapa de Vélez Málaga

Número de habitantes: 64919

Extensión del municipio: 158 km2

Web: www.ayto-velezmalaga.es

Email: turismo@ayto-velezmalaga.es

Teléfono: 952508903

HistoriaUpDown

El origen de los asentamientos de poblados en el término de Vélez-Málaga se remonta a la época de la prehistoria, como podemos observar en el Complejo Eremítico Mozárabe de Valle-Niza, el Complejo Urbano Fenicio de los Toscanos o en la Necrópolis de Cerro Mar y Jardín.

El núcleo urbano de Vélez, que se sitúa en el interior, es de época morisca, aunque Torre del Mar está a pie de playa. Uno de los monumentos más interesantes de este período es la fortaleza árabe y sus murallas, que datan del siglo VIII, aunque hay quien la sitúa en el siglo XIII. La fortaleza preside el pueblo coronando una serie de monumentos arrimados monte abajo por toda la ciudad y que proyectan las distintas etapas de la historia lejana y reciente de Vélez. Desde la desafiante torre del homenaje, los restos de la muralla árabe demarcan el barrio viejo, conocido como La Villa. A él se accede por dos puertas de los vanos de esta muralla que aún quedan en pie: la Puerta Real y la de Antequera. La primera recibe el nombre del paso por ella de los Reyes Católicos y acoge, tras un cristal, a la Virgen de los Desamparados. Es éste un precedente del arte religioso que reforma la ciudad tras la entrega de la villa a los cristianos por parte de su último alcaide, Abul Kasim Benega.



Las numerosas torres, como las de Santa María de la Encarnación (del XV) o la de San Juan (del XVI) no solamente nos indican los templos a los que están adosadas y la ubicación de las originarias mezquitas sobre las que se levantaron, sino también la distribución urbanística de la ciudad tras la Reconquista.

Fuera del recinto amurallado se levantan los barrios de San Juan, Pozo del Rey y San Sebastián, del XVI, a los que siguen los de San Francisco, Capuchinos y el Carmen, éstos en el entorno de las construcciones conventuales de distintas órdenes religiosas. Estos barrios, de gran solera, acogen edificios de alto valor arquitectónico como el hermoso palacio de los marqueses de Beniel. Pero también encontramos fuentes, como la de Fernando VI, con sus cuatro caños, o la casa en la que, según cuentan, se hospedó Cervantes. Tanta calidad arquitectónica de Vélez, junto con la correcta combinación de dicha monumentalidad con los edificios de nueva construcción, la hizo merecedora, en la década de los setenta del siglo pasado, del título de "Conjunto Histórico Artístico".

Torre del Mar, la antigua Mariyya Balis o "atalaya de Vélez", es la que proporciona a su metrópolis la salida al Mediterráneo y la que ha supuesto un importante auge desde el punto de vista turístico. Anejos de importancia (de los trece con los que cuenta Vélez Málaga), y en los que se concentra más del 50% de la población, son los de Chilches, Almayate y La Caleta, que cada vez se miran más al espejo de Torre del Mar para acercarse progresivamente al concepto autárquico de municipio.

El turismo, el sector servicios y la construcción son los principales ejes de la nueva economía veleña, pero sin olvidar su potente agricultura ya que la extraordinaria riqueza del valle, que se abre al paso del río Vélez, unido al clima subtropical, facilitan el cultivo de olivos, vides, aguacates, mangos, kiwis, tomates y patatas, fundamentalmente. Fue precisamente la terrible plaga de filoxera de finales del XIX la que arruinó las vides y permitieron a los lugareños innovar con estos tropicales cultivos.

La actividad comercial de Vélez y su condición de centro neurálgico, por administrativo, han determinado siempre la vida del pueblo. Los pintores Gerrardo Valle, Bonilla, Jurado Lorca, Hidalgo y Evaristo Guerra han encumbrado a Vélez a un lugar destacado en la historia de la pintura contemporánea española, generando un espectacular crecimiento en la vida artística, cultural y comercial del municipio.

Pero muchos más personajes dan renombre a este pueblo. El inolvidable cantador de flamenco Juan Breva a quien una escultura recuerda en la plaza del Carmen. O la hija más ilustre del pueblo: María Zambrano.

Junto con la capitalidad que Vélez ejerce sobre casi toda la Axarquía, y lo que ello supone desde el punto de vista de modernización (hasta tal punto que Vélez cuenta con un aeródromo), encontramos que continúa el esfuerzo por mantener las viejas tradiciones como el Sanjuaneo, la procesión marinera de la Virgen del Carmen o diversas romerías, todo ello sin pasar por alto su Semana Santa, que data de mitad del siglo XVIII, o la feria de San Miguel.

Vélez Málaga
  • Vélez Málaga
  • Vélez Málaga
  • Vélez Málaga
  • Vélez Málaga
  • Vélez Málaga
  • Vélez Málaga

Alojamientos rurales recomendados en Vélez Málaga

Lugares de interés de Vélez MálagaUpDown

Convento de las Carmelitas

Convento fundado en 1699, en pleno barroco, tiene una iglesia de mampostería de una sóla nave, con hiladas de arquillos de descarga y la fachada labrada en piedra, con hermosas pinturas al fresco.

Cruz del Arrabal

Es un pequeño templete, que presenta en distintos lados arcos de medio punto, que guarda en su interior una sencilla cruz.

Iglesia de San Juan Bautista

Iglesia del siglo XVI y reformada en el XIX, que cuenta con una torre rematada con capitel piramidal de cerámica. En él aún se aprecia la influencia del arte musulmán en sus azulejos y en las esferas decorativas que recuerdan el yamur islámico.

Iglesia de Santa María de la Encarnación

Data del siglo XV. Primer templo de la ciudad y la mayor obra mudéjar de la dióceis de Málaga. Con armadura mudéjar y retablo renacentista. Fue mezquita durante la dominación árabe. Destaca su artesonado y el retablo del altar mayor.

Ingenio Azucarero de Ntra. Sra. del Carmen

Sus restos evidencian el pasado industrial torreño, cuyos orígenes se remontan a los siglos XVII y XVIII.

Paño de la Muralla

Forma parte del antiguo conjunto amurallado, contiene una cerámica que recuerda la batalla de la Axarquía en 1483.

Real Convento de Santiago

Fundado por los Reyes Católicos en el s. XV, posteriormente erigido en Convento de Observantes, que se encuentra en lo que fue el centro de la judería de Vélez-Málaga.

Torre del Homenaje

Levantada en el siglo VIII. Pero es a partir del siglo XIII cuando adquiere especial protagonismo para convertirse entre los siglos XIV y XV en una de las fortalezas más importantes del reino nazari.

GastronomíaUpDown

La ciudad y su zona de influencia ofrecen una gran diversidad gastronómica y resaltando nuestra importante dieta mediterranea. La “ropa vieja” es una variedad de berza (patatas, judías verdes, garbanzos, calabaza, berenjena y carne, a lo que algunos añaden tocino y morros de cerdo). El ajoblanco puede encontrarse con facilidad en multitud de mesas a lo largo de toda la comarca de la Axarquía.

El ajoporro y el ajobacalao son platos típicos de la semana santa, celebración importante en esta localidad; igualmente las tortas de bacalao con miel. Los maimones, con ajo frito y pan remojado, hervidos en agua y rociados de azúcar al servirlos (hay una variante que añade cebolla, pimiento y tomate) es otro plato característico del lugar.

En materia de repostería lo más difundido son los mostachones y las deliciosas tortas de aceite de Vélez.

Por último, no podemos olvidar las migas, las sopas cachorreñas, y sobre todo en las poblaciones de la costa ( Torre del Mar, Lagos, La Caleta, etc...) la fritura de pescado.

En los últimos años la introducción en la comarca de numerosos cultivos subtropicales (aguacate, chirimoya, mango, papaya, etc...) y de cultivos de invernadero han aportado una gran riqueza a la gastronomía tradicional.

NaturalezaUp

La gran extensión del término municipal de Vélez Málaga y su situación geográfica en el centro de la comarca de la Axarquía, así como su posición costera, hacen que la variedad de panorámicas sea grande. La mayor parte de sus tierras se extiende por la cuenca del río Vélez, predominando el paisaje característico de los montes de la Axarquía, donde el elemento más destacable es la vega. Cuando los ríos Guaro y Benamargosa empiezan a ensanchar el fondo de sus valles, antes de unirse para formar el río Vélez, el entorno de huertas que bajan hasta la costa ensancha también poderosamente el campo visual del municipio permitiendo panorámicas de gran belleza, como la que se obtiene desde la carretera que va desde Torre del Mar a Vélez Málaga, o parajes de notable singularidad como las huertas de Triana o de la zona de Trapiche.

Cuando el valle del río Vélez sale a la costa el entorno agrícola, se ensancha por el delta de su desembocadura en cultivos de caña de azúcar, una escena cada vez más escasa en las huertas litorales de la provincia de Málaga pero que en otro tiempo fue elemento destacado. Junto al delta del río Vélez se extiende la cada vez más populosa ciudad de Torre del Mar que aunque de humilde origen marinero y agrícola hoy, gracias al fenómeno turístico, ha transformado fuertemente la imagen tradicional de la costa.

La zona costera no solo se ha transformado en Torre del Mar. Los efectos del fenómeno turístico se han dejado sentir desde una punta a otra del litoral veleño y, así, pequeños núcleos tradicionales como Chilches, Benajarafe y Almayate, hoy ven crecer anejos en la costa, mientras que otros que ya existían como Caleta de Vélez, Mezquitilla o Lagos, también están creciendo y todos ellos transforman de manera considerable el paisaje litoral en el que las pequeñas vegas luchan por sobrevivir aunque sea a base de invernaderos.

MAPA DEL SITIO

Diseno web Malaga Descuentos turismo rural